Repelentes Naturales. Parte 2

Como ya te comenté en el artículo anterior, ningún repelente sea natural o químico es efectivo al 100% y por eso la opción más inteligente es hacer una combinación de varios como los que te expuse en dicho artículo.

En el artículo e hoy quiero compartirte la receta que yo uso cuando les hago sus pipetas y collares a Rayo y a Vera (bueno y a mi también).

Recuerda terner presente si tu perro es alérgico a cualquier componente, al igual que cuando usas los repelentes químicos.

Ahora si, vamos a ponernos manos a la obra.

Ingredientes y materiales:

  • Aceite de Citronela
  • Aceite de Neem
  • Aceite de Lavanda
  • Aceite de Menta
  • Suero fisiológico 
  • Jeringuilla (SIN AGUJA) de 2 ml

Elaboración de las pipetas:

Coge una parte de un mililitro de aceite de neem, dos partes de un mililitro de aceite de citronela, dos partes de un mililitro de menta, dos partes de un mililitro de lavanda. El resto hasta completar los dos mililitro lo cogeremos de suero fisiológico.

Las agujas vienen divididas en mililitros y éstos a su vez en diez partes.

Precauciones:

Si quieres hacer una concentración más suave, simplemente reduce las partes de los aceites y por tanto usarás más suero fisiológico.

Recuerda que los aceites nunca se usan de forma directa en la piel del perro. Siempre han de estar diluidos.

Al igual que con cualquier otro componente harás una prueba de alergia en una pequeña zona de tu perro. Con las pipetas comerciales y químicas también es aconsejable realizarlo. Si tiene reacción alérgica tanto con las químicas como con las naturales en esa pequeña zona, simplemente se baña con jabón suave.

Aplicación:

  • Cachorros de tres meses en adelante y perros pequeños: 1 ml al mes o frecuencia que te indiqué ayer que yo sigo con Rayo y Vera.
  • Perros medianos: 2ml
  • Perros grandes: 3ml

Cuando el perro es pequeño, puedes aplicarlo solo en el cuello y zona de la escápula. Para el resto aplica también en espalda y zona de la cola.

Elaboración de Collares:

Con la misma receta de las pipetas puedes crear su collar repelente o su arnés. Yo por ejemplo a Rayo y a Vera les hago arneses repelentes.

Simplemente impregna el collar/arnés completamente con una o dos pipetas y listo.

Spray repelente:

Los ingredientes serán los mismos a excepción del suero, que lo sustituiremos por agua destilada o vinagre de manzana.

Preparación:

Te diré los porcentajes, para que escojas el tamaño del recipiente que más te guste. Eso si, guárdalo en el frigorífico.

  • 10% de aceite de citronela
  • 10% de aceite de menta
  • 10% de aceite de lavanda
  • 5% de aceite de neem
  • 65% de agua destilada

Si te has quedado con ganas de más, quédate atenta a la parte 3. Ya que te daré más metodos naturales para proteger aún más a tu perro.

Y recuerda, combina las estrategias que te comenté en el artículo anterior.

Comparte con tus amigas/os para que sus perros también estén protegidos de una manera natural.

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *