No cometas este error

Muchas personas cometen el error de distraer a su perro cuando el desencadenante de la conducta reactiva aparece. Intentan que no lo vean, que no lo miren y lo único que consiguen con eso es agotarse, frustrarse. Y no consiguen ningún tipo de aprendizaje positivo en su perro

Cuando un perro reacciona con un estímulo concreto, las chuches/juguetes no han de usarse como distractores. Si no que se ha de jugar con las distancias, para que el perro sea capaz de ver/escuchar ese estímulo sin reaccionar, para poder premiarle cada vez que lo mire. de este modo, estás usando esos premios como refuerzo de un aprendizaje real. 

Pero esto no se consigue de la noche a la mañana, ya que las distancias al principios serán muy grandes y poco a poco, conforme el perro lo vaya indicando iremos acortando. Además antes de comenzar con estos ejercicios hemos de proporcionarles unas buenas vacaciones de estrés. Tema del que te hablé en otro artículo.

De este modo con unas buenas vacaciones de estrés y una buena gestión de la situación de ese estímulo desencadenante de la conducta reactiva, entre otras técnicas, conseguirás ayudar realmente a tu perro.

Espero que lleves estas indicaciones a la práctica para ayudar aún más a tu perro.

P.D.: Para situaciones en las que nos encontremos con ese desencadenante por sorpresa usaremos otras técnicas, de las que ya te hablaré en posteriores artículos.

Un abrazo

Mónica

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on email
Email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *