Golpe de Calor en Perros

Hemos de tener en cuenta que los perros no regulan su temperatura de la misma forma que nosotros, ya que ellos no no sudan como nosotros, por lo que no transpiran para reducir su temperatura. Ellos jadean y con ello regulan su temperatura corporal pero es un proceso mucho más lento.

Un golpe de calor es una subida repentina o progresiva de temperatura corporal de nuestro perro. Es un exceso de calor que afectará a su organismo pudiendo provocarle la muerte en apenas unos minutos.

Los perros empiezan a sentir calor a partir de los 17-18 grados.

Causas más comunes del golpe de calor

  • Dejar al perro en el coche cuando hace calor: da igual que sea un minuto y dejes el aire acondicionado. Y que el aire acondicionado no es igual de efectivo para los perros como lo es para nosotros. Ya ya ellos necesitan mucho más para refrigerarse. Y el coche, incluso con aire acondicionado, es un horno.

  • Dejar al perro atado en un lugar de sol y/o calor. Recuerda que a partir de 18 grados los perros empiezan a sentir calor. El perro puede morir por el golpe de calor o por estrangulamiento por intentar acceder a un lugar de sombra para no morir al sol.

  • Salir a pasear con temperaturas excesivas: tu te proteges con calzado, gorra, gafas, ropa fresca. El no puede. Y raparle puede ser incluso peor, ya que dejas su piel desprotegida y puede sufrir quemaduras e incluso regular aun peor su temperatura corporal. Si habéis de salir a horas en las que las temperaturas son altas, mejor por la sombra y solo a que haga sus necesidades. Ya saldréis más tiempo cuando refresque.

  • Dejar que se tumbe al sol cuando hace demasiado calor. Aunque le encante hemos de tener cuidado. Ya que se puede quedar dormido y cuando se despierta tiene la temperatura tan alta que es incapaz de moverse. No lo dejes al sol más que un par de minutos como máximo.

  • La combinación calor y humedad es peligroso. Ya que su temperatura se incrementa de forma más rápida.

  • No hagas deporte con tu perro. Recuerda que 18 grados ya es calor para ellos. Así que olvídate de salir en bici, corres o actividades similares. Ten en cuenta que los profesionales de canicross antes que empiece el buen tiempo se termina la temporada. Estos deportes son para el invierno.

Síntomas de que nuestro perro está sufriendo un golpe de calor.

Estos síntomas pueden aparecer juntos o por separado:

  • Comienza a jadear, respirar excesivamente rápido y/o con nerviosismo.

  • Perderá sus fuerzas, incluso llegando a no poder moverse. Se mostrará reacio a moverse. Pudiendo incluso desmayarse.

  • Puede tener temblores, falta de equilibrio, espasmos, etc.

  • El color de sus encías se oscurecerá tornándose azulado. Esto es debido a la falta de oxígeno.

  • Puede mostrar apatía o incluso agresividad antes del desmayo o shock, que probablemente acabará con su vida.

¿Qué hacer si nuestro perro esta sufriendo un golpe de calor?

  • Mantener la calma, para no cometer ningún fallo que pueda ser mortal para nuestro perro.

  • Si tenemos veterinario cerca iremos para que pueda administrarle los cuidados necesarios y para administrar medicación para sacarle del shock.

Si no estamos cerca, haremos lo siguiente y en cuanto se estabilice iremos al veterinario:

  • Ponerle en un lugar fresco, libre de sol directo, de altas temperaturas y de fuente de calor.

  • Humedecer a nuestro perro con agua a temperatura ambiente, no fría. Mojar su cabeza, tripa, axilas. Repetir constantemente de forma cíclica hasta que se recupere. No cubrirle con toallas húmedas ya que esto no permite que refrigere de forma correcta y podría empeorar el problema. Lo humedeceremos con nuestras manos.

  • Le daremos de beber agua a temperatura ambiente con nuestra mano, solo cuando esté calmado y su respiración este más estabilizada. De este modo solo beberá un par de sorbos y podremos prevenir la torsión de estómago.

  • En casos extremos, usaremos un cubito de hielo que pondremos durante dos segundo en sus axilas, intercambiando entre unas y otras deforma repetida.

  • En casos extremos podremos bañarle con agua a temperatura ambiente, pero con un chorrito de la ducha muy flojo, para evitar contrastes bruscos.

Una vez estabilizado acudir al veterinario. Para que evalúe daños internos y le mantenga en observación. Ya que aunque se haya estabilizado,esto puede ser solo momentáneo.

Protegerle del calor es vital.

Mónica Valdepeñas

Comparte para proteger a más perros.

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on telegram

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *